Posiblemente ya he utilizado este concepto anteriormente, y es que para mi es una de las maneras más claras para hablar de autoestima saludable; revisar lo que damos y por qué no nos entregamos lo mismo a nosotras.

 

Cuando hablo del ser anfitriona, hablo del fenómeno que ocurre –no es una regla a todo esto- cuando nos preocupamos excesivamente de, por ejemplo, recibir bien en nuestro hogar a otres, dígase, limpiamos, arreglamos, ponemos música, velas, hacemos comida (o lo que sea que hagas cuando quieres recibir a otre en una velada) pero no somos capaces de darnos ni el tercio de preocupación que con gusto – si es tu caso, por lo menos a mi me sucede- damos por los demás.

 

Si bien no es malo ser unx buenx anfitrión, me parece que es interesante hacer el ejercicio de preguntarnos de dónde vienen estos gestos que hacemos para los demás, siendo gestos que no han sido solicitados significa que son ideas o parámetros de comodidad y bienestar que se fundan en nuestra imaginación y que probablemente fueron prácticas que fuimos aprendiendo durante nuestra historia. Dicho esto, entonces, esa manera de generar comodidad es tú tipo de comodidad y no la de los demás, esto no significa que lo estés haciendo mal, ¡en ningún caso! Esto significa que quizás puedes hacer el ejercicio de revisar cómo tratas a los demás para entender qué es lo que sientes que mereces, qué es lo que te hace feliz, qué es lo que te hace sentir bienvenida, recibida, cómoda y agradecida de estar en un lugar. Con esas certezas creo que podemos ir construyendo sin darnos cuenta una autoestima saludable, porque sabemos en primer lugar recibirnos y generar un entorno o actividades que se fundan desde el placer mismo de cuidar y acoger a otro.

 

La paradoja de dar a los demás lo que no me doy a mi misma, es muy parecida al ejercicio de saber aconsejar a otrxs pero no seguir nuestros propios consejos. ¿Te ha pasado? ¿Qué es lo que haces tu por los otros que sientes que deberías hacer por ti?

Josefina Cerda (@josafana)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Escuela Natalia Dufuur
Escuela Natalia Dufuur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu pedido
    Tu carro está vacíoRegresar a Cursos