¿Condescendencia involuntaria?

Los últimos días me he topado mucho una reflexión, y creo que se hace imprescindible plantearla en este espacio. Si bien, puede sonar extraño porque estoy intentando alojarla en una categoría al titular esta entrada, quisiera hablarles sobre un ejemplo de condescendencia solapada o involuntaria que vislumbro en redes sociales. Todo partió cuando conecté algunos tik toks, con la reacción que tuvo twitter al ver las fotos que sacó un papparazzi a la cantante Billie Eilish donde se le veía con ropas más ajustadas que de costumbre. Mucha gente se escandalizó, por un lado no faltaron lxs hater que decían estaba muy gorda y por otro lado un grupo que le celebraba por su valentía y por haberse atrevido a salir así.

Al principio mientras escribía este artículo, quería saber desde dónde instalarlo, ¿será este fenómeno un tipo de discriminación positiva o condescendencia involuntaria? ustedes me ayudarán a categorizar (aunque por el título pueden vislumbrar mi preferencia). La discriminación positiva se define como aquellas afirmaciones o tratos especiales a un grupo de personas o a una comunidad en conocimiento de su “desventaja” bajo el sistema o la norma actual. Si bien, la medida nace como una manera totalmente válida para generar equidad y paliar situaciones de injusticia, en el contexto de habla actual se utiliza como concepto para criticar una conducta de condescendencia. Si bien, la condescendencia puede no ser una acción dañina per se, de cierta forma cuando instalamos la desventaja que tiene el otro en un contexto donde no se está discutiendo sobre equidad (en el caso de Billie el contexto sería casi “me puse lo que encontré para salir a comprar”), estamos simplemente perpetuando la idea de que unx persona siempre deberá ser discriminada en primera instancia..

¿Y a dónde quiero llegar con todo esto?

Últimamente nos hemos cuestionado mucho aquellas frases del tipo “que valiente eres de mostrarte así” cuando vemos por ejemplo a una compañera no hegemónica subiendo una fotografía quizás en traje de baño, u “ojalá yo tuviera esa autoestima para poder hacer esas cosas”; esto, si bien se entiende que realmente son frases que pueden salir desde las mejores intenciones porque, efectivamente me puede parecer muy valiente aceptar nuestros cuerpos,  también existe el debate en torno a estás prácticas porque otro grupo de personas piensa que lo que subyace allí es decirle a la persona que lo normal no debería ser tomarse con naturalidad el solo hecho de existir, si no que todo lo que hagamos como personas gordas por ejemplo, siempre será un esfuerzo brutal porque nada nos será fácil (un vaticinio bastante desmotivante pero que muchas veces puede ser real). Por un lado pienso que de cierta forma, no se debiese tratar de pedir permiso para existir ni tampoco de vivir en una constante lucha o convertirnos en mártires por siquiera tener el mínimo de dignidad y felicidad para hacer lo que se nos dé la gana. Pero por otro lado pienso que si estamos haciéndonos conscientes de un proceso de naturalización que no ocurrirá de la noche a la mañana, y día a día nos sorprendemos con personas que rompen los cánones o los límites impuestos por un sociedad conservadora y patriarcal.

Es un tema complejo, porque por otro lado, efectivamente si existen publicaciones que por ejemplo hacen alusión al activismo donde se versa sobre aquellas instancias de opresión, pero justamente no me refiero a ese tipo de contenido, puesto que se entiende el comentar o hablar de valentía en un post sobre luchas personales. Me refiero entonces a los comentarios que aparecen en publicaciones que no versan sobre luchas o valentía.

Pienso que parte también del activismo es la diversidad de expresiones para el cambio ideológico y social, y creo que hay quienes también activan aquello desde la naturalización. Quizás la persona que sube una foto en bikini no se siente valiente si no que se siente sexy… “¿Acaso debería sentirme valiente?” en parte sí, puede ser, porque existe un modelo opresor, pero por otro lado ¿es necesario recalcar constantemente (desde lo positivo o negativo) esta desventaja en la que nos encontramos frente a una sociedad conservadora y gordofóbica?

Si y no, la verdad es que no tengo la respuesta. Yo pienso que lo importante es que exista contenido diverso y que nosotrxs como gestorxs o consumidorxs de esa información sepamos también contextualizar y posicionarnos antes de comentar o escribir.

Ya concluyendo creo que, como siempre, debemos cuidar nuestras palabras, tanto por atacar con “falsa preocupación” cómo por desnaturalizar la comodidad y tranquilidad de los cuerpos. Justamente pensaba que incluso yo, -sabiendo que tengo rollitos- no me interesaría que la gente, cuando subo, no sé, una foto hablando de mi gato, lo primero que vean sea siempre que soy; primero que todo, una mujer gorda con una polera corta y rollitos y luego el contenido que estoy haciendo, sobre lo que estoy hablando o el contexto de la imagen.

Finalmente, no tengo un pensamiento claro sobre esto, ya que surge a propósito de una discusión reciente en redes sociales y tiene muchas aristas por dónde debatirse. Pero ¿Qué piensas tu de esto? ¿Te ha pasado?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Escuela Natalia Dufuur
Escuela Natalia Dufuur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu pedido
    Tu carro está vacíoRegresar a Cursos