Ayayayyyy, qué difícil concepto para trabajar, pero es la base de todas las relaciones que tenemos y que tendremos en nuestra vida. ¿Qué es conectar, cómo afecta esto en nuestras vidas y sobretodo cómo podemos hacerlo para trabajarlo?

Desde una perspectiva muy primaria, conectar sería unir dos o más energías que se transmiten de un espacio a otro, como cuando conectamos un enchufe o el cargador del teléfono celular, lo que estamos haciendo es generar un puente entre ambos objetos con la finalidad de un intercambio energético. Algo parecido sucede en la vida real entonces, cuando conectamos con una persona, estamos produciendo un puente de intercambio físico, intelectual, energético y espiritual. Este es un proceso vital para el ser humano en la sociedad que ha construido históricamente, ya que, necesitamos de la comunidad para poder desarrollarnos y crecer.

Cuando no sentimos conexiones, muchas veces nuestra realidad se apaga y por eso las redes sociales son tan adictivas; generan patrones, algoritmos y espacios de redes de conexión y contacto digitales que nos generan la sensación de unión y pertenencia. También puede suceder que a un extremo muy alto de conexiones solo digitales sintamos la necesidad de conexión corporal o física, no voy a comparar porque cada instancia social genera un tipo de intercambio distinto, no soy quien para decir que Facebook es mejor o peor que la iglesia, eso va a depender de las necesidades y preferencias de cada unx.

Al igual que los bosques que generan redes subterráneas de raíces y que se aportan entre árboles cuando alguno no está recibiendo algún elemento necesario para su subsistencia, la generación de conexiones nos permite no solo cuidarnos si no que convertir de una individualidad un colectivo, y con ese colectivo una sociedad. Por eso la constante preocupación sobre vinculaciones familiares, de amistad, laborales y sexo-afectivas sanas. Lo personal se vuelve algo político cuando entendemos que la manera en la que nos relacionamos o nuestros problemas en micro instancias, conforman parte de un engranaje de relaciones en la visión macro de la sociedad.

Ahora, ¿cómo podemos trabajar la conexión? Para mí, sin ser una experta en temas relacionales, lo más importante es saber relacionarse desde el cariño, la apertura y el respeto, desde ahí, que es la energía que entregamos, estamos instalando una situación de intercambio positivo (obviamente hay personas dañinas o con malas intenciones que no se merecen ese cariño), también es importante elegir bien dónde vamos a invertir nuestras energías y probar instancias donde se pueda conocer y generar nuevas redes y comunidades. No tengas miedo a conocer gente nueva ni de cambiar los espacios de conexión. Recuerda que nada está definido a priori y que vamos cambiando por intereses y necesidades.

Y a ti ¿te cuesta conectar?

 

Por Josefina Cerda

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Escuela Natalia Dufuur
Escuela Natalia Dufuur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu pedido
    Tu carro está vacíoRegresar a Cursos