No les ha pasado que a veces se encuentran en un momento extremadamente low de sus vidas, con mucha ansiedad, pendientes, pena, preocupaciones ¿y así una lista interminable?

Muchas veces pensamos que el gesto de levantarnos debe ser un cambio en 180°, cuando en realidad en momentos como esos, no tenemos la suficiente energía para realizar tal movimiento. Como hemos conversado en este blog muchas veces, los procesos de cambio, de transformación, de sanación son realmente lentos y no consta solo de un cambio de actitud, o sea, no todo es voluntad pues existen tantas condiciones materiales contextuales que nos pueden hacer sentir sofocadxs.

Hace un tiempo leí una publicación en redes sociales – del cual no recuerdo la autoría – pero era un consejo que había visto en otras ocasiones. Ésta era una imagen que decía frases como: parte leyendo 1 página, respondiendo 1 mensaje, tomando 1 vaso de agua, caminando 1 cuadra, bailar 1 minuto (estoy parafraseando). Leer esto me dio tanta pero tanta tranquilidad, una paz que no había sentido en mucho tiempo revisando el internet. Un consejo muy profundo, consciente y práctico; realista y sencillo es entender que realmente salir del dolor o del estrés no es algo inmediato, a veces requerimos tiempo y organización por más breve que sea.

Después de una pandemia, cuarentena, todo lo que hemos estado viviendo, debemos entender que los tiempos en los que nos medíamos antes ya no pueden ser los mismos. Nuestros cuerpos, nuestras psiquis han sufrido mucho el último año y no podemos pretender meter aquella experiencia bajo la alfombra y seguir adelante. Si el monstruo está ahí hay que verlo a los ojos y tratarlo de a poco, conocerlo, integrarlo y eventualmente sanarlo.

Por eso, date el permiso de hacer todo un poco más lento, y al mismo tiempo, permite a lxs demás responderte en un ritmo más pausado, somos responsables en tanto sociedad de cómo entramos a la pandemia, de cómo la vivimos y de cómo salimos de ella a propósito de cómo nos relacionamos y de cuánto también nos exigimos y estamos exigiendo a lxs demás.

Finalmente, te invito a hacer el ejercicio, en vez de sentir que para ser una lectora debes leer muchas páginas y por eso no comienzas; lee solo una. Y así con todo lo que te genere curiosidad y te sientas en la responsabilidad de hacerlo. Sé que debemos muchas veces cumplir con nuestros trabajos formales y que estas palabras se las puede llevar el viento, pero sí en lo posible es viable, hacer algo por y para ti por más pequeño que sea, te lo vas a agradecer. Es el primer paso.

Por Josefina Cerda (@josafana)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Escuela Natalia Dufuur
Escuela Natalia Dufuur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu pedido
    Tu carro está vacíoRegresar a Cursos