“Oye tal persona es una hedonista”, hedonismo hedonismo, ¿qué es el hedonismo? durante mucho tiempo entendía el contexto en el que se mencionaba la palabra pero no había hecho una investigación a fondo sobre lo que ha conllevado históricamente. O sea, quizás ni siquiera era necesario, pero me parece muy interesante cómo hemos adoptado un concepto que remite a teoría filosófica de Grecia del siglo V antes de cristo como una palabra para remitir a una comportamiento tan específico.

Mi primera imagen cuando pienso en alguien hedonista, es la de una persona acostada en una cama, llena de comida, viento en la cara, luz del sol, bossa nova, quizás un gato rondando. Algo así como un paisaje lleno de placer, y en realidad no estamos tan lejos de la raíz del hedonismo per se.

El hedonismo se refiere a una familia de teorías, todas las cuales tienen en común que el placer desempeña un papel central en ellas. El hedonismo en el ámbito psicológico por ejemplo afirma que nuestro comportamiento está determinado por deseos de aumentar el placer y disminuir el dolor. En Grecia Antigua se hacía alusión al hedonismo para explicar la elección del placer por sobre el dolor en tanto la moral y el bienestar social era la medida de aquello.

Tardíamente en la historia, siguiendo la linea de las resignificaciones de lo que consideramos el placer, el concepto de hedonismo se fue ampliando, hasta lo que entendemos hoy desde la filosofía contemporánea:  “se cree que el hedonista es aquel que hace el elogio de la propiedad, de la riqueza, del tener, que es un consumidor. Eso es un hedonismo vulgar que propicia la sociedad. Yo propongo un hedonismo filosófico que es en gran medida lo contrario, del ser en vez del tener, que no pasa por el dinero, pero sí por una modificación del comportamiento. Lograr una presencia real en el mundo, y disfrutar jubilosamente de la existencia: oler mejor, gustar, escuchar mejor, no estar enojado con el cuerpo y considerar las pasiones y pulsiones como amigas y no como adversarias” (Michel Onfray, 2008)

A pesar de los cientos de años que han pasado, el camino que ha hecho la concepción del hedonismo tiene siempre su raíz en su conexión con la realidad material concreta, tanto en consideración a nuestra relación sensorial a través del placer con el mundo, como en relación con lo social y la comunidad como se pensaba en Grecia. No son excluyentes porque teniendo como raíz el placer y la noción de que la búsqueda de la felicidad o mejor dicho, el escape del dolor, no solo podemos disfrutar nosotrxs mismos si no que podemos desplazar este objetivo a la sociedad en general.

Por Josefina Cerda (@josafana)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Escuela Natalia Dufuur
Escuela Natalia Dufuur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu pedido
    Tu carro está vacíoRegresar a Cursos