Actualmente estamos celebrando la semana del 18 de septiembre, semana que más allá de la conexión con la patria (concepto con el cual personalmente no comulgo), se ha vuelto un espacio de carnaval, distensión y celebración importante para quienes habitamos este territorio llamado Chile. 

Algo que se suma a las fiestas de septiembre es el calor y con eso las presiones por alcanzar una figura, esto va acompañado de promociones de gimnasios, dietas extremas, y campaña del terror para hacernos sentir culpables de lo que vayamos a ingerir durante estos días. 

Es impresionante que no basta una pandemia mundial y cuarentena estrictas para hacernos entender que estamos presentes a un contexto extremadamente frágil, no basta porque ni siquiera existe la posibilidad de darnos un espacio para pasarla bien después de tanto estrés y dolor. Nos llenamos en los medios de comunicación de promoción para el consumo pero al mismo tiempo promoción para la restricción. 

Y esto no ocurre solamente a nivel de medios, son a veces los mismos grupos humanos, familias, las que promueven instancias de esparcimiento y comida pero al mismo tiempo se pasan el tiempo criticando y comentando cuánto come unx u otra persona. 

Creo que es fundamental que defendamos nuestro derecho a ocio y a goce, que nos rodeemos de personas que no nos hagan sentir culpables porque ésta es una emoción externa que se instala, es algo que se aprende y no tiene ningún otra función más que la de generar angustia por cosas que muchas veces no son realmente importantes. 

Distinto es el sentido de responsabilidad, cuidarnos, cuidar nuestro entorno, no hacerle daño a otrxs para promover nuestra entretención. Porque ahí tenemos consciencia y es una predisposición anímica que no te instala desde un espacio negativo. 

Pero la culpa no viene más que castigar. Por eso, no te quedes callada cuando sientas que alguien está apelando a esto para controlar algún aspecto de tu vida. Y recuerda que mereces comer, mereces bailar y mereces disfrutar.

Por: Josefina Cerda (@josafana)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Escuela Natalia Dufuur
Escuela Natalia Dufuur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu pedido
    Tu carro está vacíoRegresar a Cursos