Qué relevante es la construcción del sentir, específicamente la pregunta sobre cuáles son nuestros patrones de respuesta frente a sentimientos y emociones que se producen dependiendo de cada circunstancia.

Esto es relevante, porque desde un punto de vista primitivo, sabemos que las emociones surgen para alertarnos de un posible peligro o respuesta de la que depende nuestra supervivencia, tal como funciona con el miedo por ejemplo.

Pero también me parece relevante de señalar porque, efectivamente, el proceso químico de las emociones dura apenas unos segundos en el cerebro. ¿Entonces cómo es que puedo sentirme triste todo un día o eufórico una semana? bueno, es entonces que aparece la diferencia entre emoción y estado de ánimo, los estados de ánimo se van construyendo a propósito de cómo reaccionamos a ciertas emociones, y cómo estas pueden afectar un amplio y prolongado espectro de nuestras vidas.

Si bien, nunca hay que contener la emoción, porque no debemos negarnos la posibilidad y la necesidad de sentir, si podemos analizar, cómo alimentamos a veces emociones negativas que no debían continuar inundando nuestros cuerpos. Por ejemplo; si me invade la emoción de tristeza o disconformidad por mi cuerpo, esa emoción dura unos segundos, pero ¿qué es lo que me digo a mi misma que lo convierte en un estado de ánimo? ¿cómo me hablo? ¿Qué afirmaciones estoy haciendo?

Es muy importante que tengamos en cuenta cómo nos estamos dirigiendo a nosotras mismas tanto en nuestras mentes como a viva voz, el cerebro es muy sabio y si insistimos en que tenemos algo incorrecto o mal en nosotras mismas, como si fuese un estado objetivo (que si bien, puede ocurrir, como cuando estamos enfermas o algo no está funcionando), lo hará realidad. Cuando escencializamos nuestra percepción en base a los cánones de belleza y nos decimos que somos incorrectas o que estamos erradas, caemos en un círculo vicioso en el que convertimos una emoción en un estado de ánimo, y eventualmente con la prolongación de ese estado de ánimo podemos convertir la percepción en una depresión.

No existe una fórmula mágica, y sobretodo, es importante que ante la insistencia de un estado de ánimo bajo o autodestructivo busquemos ayuda terapéutica. Nuestro cuerpo es como un sistema, y como tal, los sistemas pueden mejorarse, reprogramarse y limpiarse de aquellos virus o patrones que lo dañan. Pero en primera instancia, las quiero invitar a hacerse la pregunta de cómo prolongas emociones en estados de ánimo; ¿qué es lo que te dices a ti misma cuando una emoción negativa llega?, ¿cómo alimentas ideas que no te hacen feliz de ti misma?

Necesitamos empezar a tratarnos bien, con más paciencia y cariño, tal como cuando buscamos no prolongar el llanto de un niño.

 

Josefina Cerda (@josafana)
Link de referencia 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Escuela Natalia Dufuur
Escuela Natalia Dufuur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu pedido
    Tu carro está vacíoRegresar a Cursos