“Si quieres hacer reir a Dios, cuéntale tus planes”, esa frase, a pesar de que no creo en Dios, me ha marcado muchísimo. Siendo yo una persona que ama prepararse, planear, proyectar y organizar, me he dado cuenta que el plan es solo un incentivo para caminar por la calle de la incertidumbre y que la experiencia del viaje dependerá de nuestra capacidad de adaptación y resiliencia.

 

Ahora bien, tenemos la frase inicial que plantea la imposibilidad de realizar tal y como planeamos las cosas, pero ¿qué hacemos con ello? ¿Dejamos de planear soñar y proyectarnos porque jamás las cosas serán cómo queremos? Yo creo que no, creo que pensar y organizar es fundamental para mantenernos con ideas o metas claras que convergen en caminos por los cuales transitamos, pero también pienso que debemos estar abiertas a que muchas veces aparecen nuevos estímulos, y eso no significa que fallaste, al contrario, significa que siempre hay algo por lo que sorprendernos. Para mí la idea de que “la vida se acomoda” es el mantra que vendría a pelear y combatir con la frase principal. Tener la tranquilidad de que pase lo que pase veremos cómo existir y gozar en esa realidad es fundamental para no tener miedo a movilizarnos.

Hagamos un ejercicio, mira hacia atrás en tu vida, haz un recorrido, ¿salió todo tal y como pensabas?¿Salió mejor? ¿Cuantas veces ocurrieron imprevistos de los cuales estás agradecida? Es increíble cómo es difícil imaginarnos la vida tal y como la pensamos, porque nos vemos desde el presente con una visión absoluta de que las cosas pasaron por algún motivo y que aquellas cosas que suceden hoy conformarán los hechos fundamentales de nuestro yo del futuro.

Las invito a decirse a ustedes mismas que la vida se acomoda, por lo que no tengas miedo de jugártela, cambiar o abrirte a la vida y sus imprevistos. No temas planear y desbaratar la ruta, encontrarás la forma de una u otra manera y eso también es lo bello de sorprenderse.

Por Josefina Cerda

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Escuela Natalia Dufuur
Escuela Natalia Dufuur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu pedido
    Tu carro está vacíoRegresar a Cursos