Entre el caos y la pandemia, aparecen nuestras redes de apoyo, entre la incertidumbre nuevas comunidades. En el encierro, oportunidad de autoconocimiento. No quiero romantizar pero sí hablar de la importancia de agradecer.

No es un ejercicio fácil, porque muchos hemos aprendido a través del castigo y la carencia, pero a veces, si no nos ponemos en la actitud de agradecimiento, nunca vamos a poder realmente hacer un ejercicio de valorizar aquello que nos genera seguridad, felicidad, oportunidades.

Incluso es un buen placebo para el cerebro, en mi experiencia, despertar y agradecer en voz alta ya que en días más oscuros emocionalmente no tengo realmente la energía para enfrentar el día.

Pero la gracia de agradecer, aunque sea para nosotras mismas, es ponernos en un estado de calma, una sensación de abundancia y la confianza de que aquello que hoy me hace decir gracias, fue algo que de alguna manera pude construir, y si pude con eso, puedo con lo que viene.

 

Por Josefina Cerda (@josafana)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Escuela Natalia Dufuur
Escuela Natalia Dufuur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu pedido
    Tu carro está vacíoRegresar a Cursos