Conectar, conversar, apoyar, generar comunidad, gestionar en compañía, acompañarse, apañarse, abrazarse. ¿Cuáles son tus redes? y ¿por qué son tan importantes?

Cuando hablamos de redes de apoyo, espacios seguros y comunidad, hablamos de aspectos sencillos como la amistad, tu equipo de trabajo, la familia, tu barrio, etc. Estas redes tienen la finalidad de ser un colchón y potencia para tus caídas y movimientos vitales. Acompañan y les dan sentido a nuestra existencia y a nuestra necesidad de comunidad la cual se ve progresivamente más olvidada debido al desarrollo social y cultural del individualismo; sálvese quién pueda. 

Pero ¿de qué sirve salvarse solo? ¿disfrutar solx de la vida? y para qué esforzarse el triple si podemos hacernos el aguante para que todo sea más llevadero. 

Me ha sorprendido algunos pensamientos que quisiera poner en discusión; cuando alguien dice “no voy a decir nada sobre esto hasta que salga para que no falle” me causa curiosidad esa desconfianza en lo que las otras personas pueden hacer sobre tu intención, y no solo eso, si no puedes hablar con tus redes de tus sueños y tus metas, ¿con quién si no? ¿son acaso entonces realmente tus redes de apoyo? o percibes lo contrario? ¿por qué seguirías ahí?

Sé que puede ser difícil encontrar un espacio en el que se pueda sentir uno en confianza, pero debemos entender que nadie entrega lo que no recibe, y en algún punto la inercia del regalo, la entrega y el cariño debe romperse. 

Por otro lado, desde una perspectiva práctica, soy muy creyente que como dice el dicho “preguntando se llega a Roma” y eso tiene que ver con la activación de las redes para la consecución de un plan o proyecto; preguntar, comentar, pedir consejo pueden ser herramientas maravillosas que te pueden aportar enormemente. Una idea puede construir una comunidad y de esa comunidad surgir proyectos, o quizás si le comentas a alguien una duda te puede poner en contacto con quien sería unx colega perfectx. Pero si no lo haces, claro, probablemente si logres tu meta eventualmente pero podría hacerse más amena y en mi opinión más entretenida si es compartida. 

Para terminar, pienso que hacer redes es fundamental para mantenernos sanos y vivos. Por muy cliché que pueda sonar, al igual que un bosque, cuando los árboles crecen van generando raíces que se entrecruzan. Si a un árbol está en peligro o le falta algún mineral, es el bosque a través de sus redes que lo alimentan. Ahora, imagínate ese mismo árbol en una maceta. ¿Cuál sería su destino?

Y tú, ¿tienes redes de apoyo? ¿para qué las activas?

Por: Josefina Cerda (@josafana)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Escuela Natalia Dufuur
Escuela Natalia Dufuur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu pedido
    Tu carro está vacíoRegresar a Cursos