Carmen Díaz Monárdez

Ser parte de Escuela Burlesque para mi ha sido terapéutico, mágico, un empuje a mi autoconcepto y amor propio, una inyección de motivación, sensualidad, goce y disfrute.

Es hermosa la energía que circula en este seguro lugar, donde Natalia y todo el equipo son pura inspiración, un espacio donde no importa qué talla usas, sino cómo usas tu talla.

Es liberador rodearse de mujeres poderosas, sobrevivientes, capaces de traspasar pantallas con su actitud, mostrándonos bellas, sexys, gozando, vulnerables, sobrevivientes, sanando, pero por sobre todo: SOSTENIENDONOS!

Tengo un nuevo deseo a mi lista: que esta energía, ojalá, toda mujer la pueda experimentar alguna vez en su vida.

0
    0
    Tu pedido
    Tu carro está vacíoRegresar a Cursos