He estado leyendo el libro “El aroma del tiempo: Un ensayo filosófico sobre el arte de demorarse” de Byung-Chul Han, el cual me ha tenido cuestionando profundamente mi percepción del tiempo y de los procesos, es por eso que he decidido compartir algunas reflexiones.

Personalmente soy una persona extremadamente acelerada, del tipo que siente que se le va la vida, que debe dar el 100%, que las cosas deben estar para ayer y que todo horario es un posible horario laboral, lo cual si bien me ha traído muchos regalos también me ha significado no saber experimental la calma. Ya una vez lo conversaba con una amiga que me decía, a propósito de los ensayos y entregas escritas, que hay dos tipos de personas, están los maratonistas, que van por etapas, y están los velocistas que hacen toda la carrera de un vuelo.

Tener consciencia de la velocidad con la que funciono me hizo darme cuenta que es la misma velocidad que me lleva a la ansiedad, a pensar constantemente el futuro, estar en el aire captando señales, pero alejada de la realidad terrestre, el agua, el tiempo y la gravedad; el presente.

Por otro lado, he percibido que tanto yo, como muchas otras personas que me rodean, tenemos la tendencia a que todo debe salir perfectamente a un primer intento (aplica a todo ámbito) dándole tanta expectativa e importante a “lo primero” y a lo “bien hecho”. ¿Por qué no vivir mejor un proceso?

Byung-Chul Han dice: “El tiempo comienza a tener aroma cuando adquiere una duración, cuando cobra una tensión narrativa o una tensión profunda, cuando gana en profundidad y amplitud, en espacio. El tiempo pierde el aroma cuando se despoja de cualquier estructura de sentido, de profundidad, cuando se atomiza o se aplana, se enflaquece o se acorta.”

Pienso que de a poco podemos ir conectando con la posibilidad de realizar acciones en un largo plazo, disfrutar el paso del tiempo, ¿es posible? Yo aún lo estoy descubriendo, permitiéndome la tranquilidad a pesar del caos, respirar y darle sentido al tiempo.

¿y tú? ¿te permites tomarte el tiempo?

Por Josefina Cerda (@josafana)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on skype
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Escuela Natalia Dufuur
Escuela Natalia Dufuur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
    0
    Tu pedido
    Tu carro está vacíoRegresar a Cursos